Herramientas que pueden ayudarte a mitigar el estrés

Tanto al recibir un diagnóstico de infertilidad como a lo largo de los TRA o Tratamientos de Reproducción Asistida, es habitual que afloren muchas emociones negativas como rabia, tristeza, dolor, impotencia, etc. Todas las emociones son legítimas y hay que darles su lugar. Por lo tanto, no se deben evitar sino darles el espacio justo y necesario.

El problema comienza en los casos en que se vuelven excesivas o perduran demasiado tiempo. En esos casos, puede ocurrir que lleguen a bloquear nuestras capacidades de afrontamiento y de resiliencia y de esta forma volverse en nuestra contra.

¿En qué consisten estas capacidades?

Capacidad de afrontamiento: consiste en las formas de enfrentar las situaciones difíciles según nuestra personalidad.

Resiliencia: se trata de la capacidad de resistir a las situaciones adversas y poder extraer de ellas los aprendizajes necesarios para superarlas e incrementar nuestro crecimiento personal.

Por lo tanto, las emociones negativas así como los miedos no deben volverse excesivos ya que terminarán magnificando el problema, debilitando nuestra capacidad para sobrellevarlos y resolverlos. ¿Cuándo son excesivos? Cuando dominan nuestra mente de manera tal que no dejan lugar a otra cosa. La única forma que realmente va a ser una ayuda para resolverlo es enfrentándote al problema.

Ya hemos comentado en otro artículo, La Infertilidad y el desgaste emocional, como las emociones negativas van erosionando la fortaleza personal a lo largo del tiempo. Por otra parte, es la principal causa de abandono de los tratamientos de Reproducción Asistida.

Por lo tanto, la gran pregunta es ¿cómo puedo evitar que las emociones negativas me dominen?

Para lograrlo existen múltiples recursos a los que podemos recurrir para lograr un estado anímico más sereno, positivo y equilibrado.

Podríamos decir, sintetizando, que se trata de mantener nuestros pensamientos ocupados en cuestiones que no estén relacionadas con lo que nos produce dolor hasta que podamos enfrentar los problemas con una actitud más sana. Sin embargo, no es lo mismo recurrir a la negación ya que eso nos pasará factura en algún momento.

En los casos de Tratamientos de Reproducción Asistida, especialmente en los comienzos, resulta difícil olvidarse del tema ya que suelen ocupar una gran parte de nuestros pensamientos y emociones en el día a día. Esto es en parte inevitable ya que por los horarios de la medicación, analíticas, etc., hacen que haya que estar pendientes. Pero aun así, podemos afrontar el proceso con una actitud que nos ayude a sobrellevar mejor el proceso. Para ello es importante comprender que la manera de enfocar nuestros pensamientos cambiará nuestros sentimientos.

 Recomendaciones para ayudar a equilibrar las emociones. 

emociones negativas infertilidad

 

 

 

 

 

Infórmate todo lo que necesites hasta quedar conforme en todo aquello que pueda inquietarte, pregunta a tus médicos todo lo necesario.Confía en el tratamiento que has decidido hacer y en quienes lo llevan a cabo. Espera lo mejor, puede que no salga a la primera, hazte a la idea de que puede tardar pero que aun así, el proceso será exitoso.

Se trata de un tratamiento de pareja en todos los sentidos, por eso es recomendable compartir los diferentes aspectos juntos. Si bien la medicación, analíticas, ecografías, etc. recaen sobre la mujer, resulta conveniente vivirlas juntos. Que la pareja se pueda sentir partícipe del proceso es algo muy saludable para ambos.

Evita el estrés:

  • Trata de enfocar tus pensamientos de forma positiva y busca todo aquello que te relaje y proporcione bienestar. Además, puedes valerte de estas herramientas anti-estrés.

    • Ejercicios de relajación: por respiración diafragmática o relajación muscular progresiva.
    • Practicar diariamente la meditación.
    • Afirmaciones positivas.
    • Visualizaciones positivas.
    • Realiza actividades placenteras: tanto de forma individual como en pareja resultan altamente beneficiosas y si buscas algún hueco podrías hacerlas cada día. De esta forma te ayudará a equilibrarte y recuperarte del cansancio.
    • Busca apoyo emocional: esto puede ser
      • en tu entorno con personas positivas.
      • por medio de redes sociales de apoyo a personas en tu situación que comparten sus experiencias.
      • apoyo psicológico que te ayudará a sobrellevar el proceso para evitar desbordes emocionales o cuando haya trastornos psicológicos o emocionales asociados y trastornos previos que complican el proceso. Estados depresivos o ansiedad difícil de controlar, son ejemplos de casos en los que requieren consulta profesional.

    Todas estas recomendaciones favorecerán que el tratamiento resulte mucho más llevadero y se encamine al éxito.

    Artículo colaboración para Asociación Red Infértiles por:

    Liliana M. Lund Psicóloga especializada en Reproducción asistida y Perinatal.

    www.espacioperinatal.com