Hoy es el  Día Internacional de la Pérdida Perinatal. Sé que es imposible saber que sienten unos padres que pierden a su bebé, y qué siente ese bebé que se va. Tal vez podamos hacernos una idea, imaginarnos un poquito, pero no sabemos lo que realmente se siente, lo que cada persona en su caso particular puede llegar a sentir.

Para todas esas parejas que han sufrido, que han pasado por ese duro trance, que jamás olvidarán a sus pequeños ángeles…
Ese bebé que se quedó por el camino, ese bebé que nunca pudo ver la cara de sus padres.
Esos papás que nunca pudieron ver la carita de su hijo.
Ese bebé que sintió todo el amor que le daban sus papás.
Esa alegría inmensa de los papás cuando supieron que él estaba ahí, que iba a venir.
Aquellos planes de vida juntos…
Y la vida se encargó de borrar toda esa alegría en unos segundos.

Por ellos y para ellos va dedicado este día. Para esos papás y paras esos hijos, esos que no vivieron pero que siguen siendo nuestros pequeños, nuestros ángeles.

Hoy es un día tan bueno o tan malo como cualquier otro para lamer heridas, para intentar curar, para perdonar…..
Hoy es un día tan bueno o tan malo como cualquier otro para seguir hacia adelante.
No para olvidar, eso nunca, pero sí para comenzar a reconciliarse con el pasado.

Desde la asociación, queremos mandar a todos esos padres un abrazo enorme cargado de fuerza y energía.

Siempre estará tu recuerdo,

no olvidaremos tu nombre

Aquí quedamos los tuyos…

Os dejamos enlace a esta canción preciosa de Rosa Zaragoza.  La muerte cuando esperas vida.

 Fini.