Asociación Red Nacional de Infértiles

Asociación Red Nacional de Infértiles

DOS ALTERACIONES ENDOCRINÓLOGAS QUE PUEDEN AFECTAR A TU FERTILIDAD

Normalmente cuando hablamos de alteraciones endocrinológicas que afectan a tu fertilidad, pensamos en alteraciones como el tiroideos o trastornos en las hormonas sexuales. Sin embargo, hay otras dos alteraciones hormonales que pueden estar afectando a tus posibilidades de tener hijos.

El sobrepeso.

El exceso de peso es también causa de otras enfermedades menos conocidas, como la infertilidad, tanto femenina como masculina, y que comprometen mucho la salud y la calidad de vida de las personas afectadas.

El aumento del peso y la aparición de la obesidad puede provocar reducción de la fertilidad masculina por dos factores principales, desciende el número de espermatozoides y la movilidad de estos y puede llegar a ocasionar disfunción eréctil.

En el caso de la mujer, las mujeres con exceso de peso tienen menores posibilidades de quedarse embarazadas, en el caso de exceso de peso elevado se calcula en aproximadamente la mitad respecto a mujeres con el peso normal. El exceso de grasa se asocia con alteraciones hormonales que pueden provocar disfunción en la ovulación como podría ser el síndrome de ovario poliquístico.

Un exceso de tejido adiposo perjudica a los óvulos y su capacidad funcional, así como al útero o al endometrio produciendo mayor probabilidad de no tener un embarazo a término.

La elevación de prolactina.

La prolactina es una hormona producida por la glándula pituitaria o hipófisis, una glándula pequeña situada en la base del cerebro. La prolactina hace que los senos crezcan y produzcan leche materna durante el embarazo y después del parto.

La prolactina es una hormona que tiende a variar con facilidad dados determinados factores que aumenten o disminuyan el estrés. Los parámetros de sueño influyen en la secreción de la hormona.

Si tus niveles de prolactina son normales, ayudan a que todo el sistema de ovulación y fecundación funcione adecuadamente.

La elevación de la prolactina, de forma marcada y confirmada en varias analíticas, puede provocar galactorrea (secreción de leche por los pechos), amenorrea y otras alteraciones menstruales por lo que puede conllevar infertilidad y otros síntomas de hipoestrogenismo (sequedad vaginal, dispareunia, disminución de la libido, etc).

Una elevación de prolactina leve no tiene porque ser una enfermedad que requiera de tratamiento médico, muchas veces esas elevaciones pueden ser falsas o artefactos por los métodos de extracción. Toda elevación de prolactina debe ser evaluada por un endocrinólogo o médico con experiencia en el tema.

Dr. Joaquín Puerma Ruiz

www.joaquinpuermaendocrino.com

 

Puedes ver otros post del Dr. Puerma aquí: Hipotiroidismo y fertilidad