Otro año más el dolor llega a nosotros este día, el 12 de Abril, el día en que nos dejaste, el día en el que decidiste desplegar tus alas de ángel y volar para desde la altura cuidar a tu querida hermana y a tus papás que te recuerdan a diario.

Te recordamos siempre, Daniel, pero no queríamos dejar pasar este día. El 12 de abril se ha convertido en tu día.

Produce mucho dolor saber que no estás, recordar la angustia de aquel día;  pero también nos recuerda que estás ahí, que fuiste un bebé querido, que fuiste y eres hijo, nieto, hermano…

Solo fueron días, horas, segundos, pero fuiste y eres Daniel, y para nosotras hoy es un día especial porque tú con tu fuerza y con tu lucha así lo hiciste.

No queremos olvidar, no queremos olvidarte Daniel, siempre en nuestro recuerdo y en nuestro corazón. Con tu marcha te llevaste un trocito de cada uno de nosotros.

Nuria, Toni, V. allí donde Daniel esté os cuida, os vigila, os quiere, os protege y siempre estará con todos nosotros. Brilla pequeño, brilla y vuela alto, nunca estarás solo.