Hace unos días estuve escribiendo sobre la hiperestimulación ovárica grave por la que pasé hace unos años durante mi tratamiento de infertilidad.

Eso me trajo muchos recuerdos, momentos, sensaciones y emociones .

Volví a recordar los momentos de soledad, de poco entendimiento. Volví a sentir todo aquello como si hubiera pasado ayer.

Es por eso que se me ocurrió hacer una pequeña lista para familiares y amigos de personas que están pasando en estos momentos por un diagnóstico de infertilidad.

infertilidad

Espero que te sirva.



 Intenta ponerte en su lugar, y no te molestes si estás embarazada y no te pregunta, si no atiende a tu hijo como crees que debería, o si no quiere asistir a una fiesta de cumpleaños. Ella quisiera, pero está destrozada y no tiene fuerzas para poder hacerlo. Seguramente no lo entiendas. Es lógico que no lo hagas. Tú estás pasando por uno de los momentos más felices de tu vida. Quieres compartirlo con ella y no puedes. No lo entiendes. Quizá hasta te enfades. Quizá pienses que no es para tanto. No lo hagas. Por favor, no lo hagas. Ella está sufriendo mucho. Sufre porque no puede tener un bebé pero sufre igual o más por no poder disfrutar de tu momento de felicidad. No trates de consolarla con las típicas frases de “cuando te relajes te quedarás embarazada”, “iros de vacaciones a … y seguro que allí te quedas embarazada”, “no te preocupes, lo conseguirás, te quedarás embarazada” y un sinfín de frases más que puedes leer aquí



 Escúchala. Simplemente escucha lo que tenga que decirte. Mírala a los ojos, y cógele la mano para que sepa que estás ahí, que tiene tu apoyo y tu calor. No hace falta que digas nada. A veces el silencio ayuda más que una frase inoportuna.



 No juzgues lo que te cuente. Si no lo entiendes, no se lo hagas saber. No lo necesita en ese momento. Piensa que nunca sabrás lo que se siente si no tuviste que ponerte antes sus zapatos. Sé que es complicado lo que te pido, pero hazme caso. Si de verdad quieres ayudarla, no la juzgues.



 Dale espacio. Comprende que igual no necesita, no quiere o no puede hablar contigo. Comprende que igual tiene miedo de que no la entiendas o la juzgues. Dale tiempo.



 Demuéstrale que vas a estar ahí esperando el tiempo que haga falta. Que aunque ella se está alejando la entiendes y la esperarás. Dale esa seguridad. Tú no lo sabes pero ella está muy preocupada porque tiene miedo de que te vayas. De que no la esperes. Por favor, hazle entender que no se preocupe por ti, que no te vas a ir a ningún sitio.



 No le saques el tema cada vez que la veas, deja que fluya por sí solo y ella misma hablará si lo necesita.



 Si estáis en una reunión familiar o una cena de amigos y el tema deriva hacia embarazadas, bebés, pañales etc, intenta sutilmente redirigir la conversación hacia temas más generales y menos dolorosos para ella como viajes, política, películas…



 Todo esto no quiere decir que no toques nunca el tema de los niños, bebes, embarazadas, etc. Lo que ha de hacerse es intentar normalizar y hacerla sentirse cómoda, si nota que evitais el tema en todo momento, también puede sentirse herida. Simplemente es vigilar no alargar ciertos temas o que sean monotema. Es muy difícil encontrar el punto exacto. Lo sé. No es fácil. Pero inténtalo.



 Dale un abrazo. Abrázala. Fuerte, muy fuerte. Mírala a los ojos. Verás si te está pidiendo un abrazo a gritos. No es necesario pedirlo con palabras. A veces no nos salen. Si no estás cerca y necesitas darle un abrazo, ¡hazlo! La distancia no es incompatible con dar abrazos. Te digo cómo lo hago yo:

Cierra los ojos.
Respira.
Estoy aquí.
Estoy a tu lado.
¿Me sientes?
Voy a darte un abrazo.
Un abrazo fuerte, muy fuerte.
¿Lo sientes?
Llora.
Grita.
Pega puñetazos en mi hombro.
Haz lo que necesites hacer. Yo te sostengo.
Siente mi abrazo.
Estoy aquí…



 Finalmente si quieres ayudarla y no conoces el proceso ni por lo que puede estar pasando, infórmate, hay numerosos blogs de guerreras que luchan cada día por conseguir su sueño que pueden ayudarte a  entrar en el mundo de la infertilidad. Llámanos o mándanos un mail y pregúntanos. Estaremos encantadas de poder ayudarte y guiarte.

Esperamos que os haya servido. Os dejamos también una carta que circula por la red. Es un escrito, una petición, una grito de auxilio para familiares y amigos de personas que están pasando por un diagnóstico de infertilidad y están luchando por tener un bebé. Puedes leerla aquí.

¿Añadirías algo más a la lista?

linea-separacion-post

 

La asociación Red Nacional de Infértiles se creó para dar apoyo a todas las personas que están en estos momentos luchando por tener un bebé. Cuando la palabra infertilidad se cruza en tu vida todo tu mundo se paraliza. Comienza una etapa de stand by en la que se necesita una mano que te sujete, unos brazos que te reconforten.

Además, nuestro objetivo es darle voz a la infertilidad. Que se conozca la enfermedad, lo que es, lo que se vive, lo que se sufre.

Si quieres ayudarnos en nuestra lucha, ¡únete a nosotras y asóciate!