Desde hace ya unos años venimos escuchando hablar de la calidad de vida actual y su influencia sobre la salud, y es que, la sociedad en la que vivimos nos ha ido empujando poco a poco hacia estilos de vida a veces poco saludables.

Hemos oído en los diferentes medios de comunicación que el estrés, la dieta, el deporte, los hábitos de vida que llevamos tienen repercusión sobre nuestro organismo, pero ¿solo nos estamos haciendo daño a nosotros mismos con este estilo de vida?

Os preguntareis a quien más podemos estar haciendo daño con esto…pues la repercusión es bastante más importante de la que imaginamos.

Habéis oído hablar de la EPIGENÉTICA? Se trata de una serie de marcas reversibles sobre nuestro ADN que modifican la expresión génica (Conrad Hal Waddington).

A lo largo de nuestra vida, vamos a ir acumulando marcas epigenéticas que irán haciendo que la expresión génética sea una u otra; para que lo entendáis mejor, es lo que hace que todos los hermanos nacidos de un mismo padre y una misma madre, que de partida tienen la misma información genética, no sean idénticos entre si, o mas allá, que hermanos gemelos monocigóticos, nacidos del mismo ovulo y del mismo espermatozoide, puedan desarrollarse de manera diferente a lo largo de sus vidas.

Pues bien, estas marcas epigenéticas contenidas en el ADN, influenciadas entre otras cosas por el ambiente, podrán escapar del borrado que existe tras cada generación y por tanto quedar grabadas en el ADN aportado por ovocitos y espermatozoides de manera que puedan pasar a la descendencia (Teperek et al, 2016).

Diferentes estudios llevados a cabo tanto en animales como en humanos han mostrado la influencia de la dieta (Donkin et al), el tabaco, el estrés (Yehuda et al), sobre la descendencia, encontrando mayor propensión a la obesidad, a diferentes enfermedades y hasta a depresión.

Incluso se ha visto relación entre epigenética e infertilidad.

¿Seguimos pensando ahora que nuestro habito de vida solo nos incumbe a nosotros mismos? La mejora de nuestra calidad y estilo de vida podría ser fundamental no solo en la mejora nuestra salud, si no la de nuestra descendencia…

CUÍDATE!….PROTEGELES!

Dr. Pascuál Sánchez

Director médico de GINEMED.