Aquí os dejamos la historia de Charo, otra valiente guerrera…

Deseamos que tu historia termine con final feliz y que podamos contarlo!!

Mi nombre es Charo y soy de Canarias, me ha encantado encontrar vuestra asociación y ver que hay más gente que se siente como yo.

Me gustaría poder contarles mi historia porque creo que  me ayudará un poco.

Mi andadura en este tema comienza por el 2010, cuando después de un año de casados decidimos tener, mi marido y yo, un bebé. Van pasando los meses y a cada cual es más decepcionante que el anterior. Controlas tus ciclos, vas a controles ginecológicos y todo está correcto, pero pasa el tiempo y nada. Por fin decidimos ir al hospital de nuestra ciudad y después de varias y dolorosas pruebas ven que yo estoy bien, pero mi marido tiene una oligoespermia severa. Vamos, que directamente nos manda a FIV. Una vez en el otro centro, ven nuestras pruebas y vuelven a comprobar el semen y ha empeorado,  por lo que deciden que la técnica tiene que ser ICSI, que me tengo que vacunar de Rubeola porque en las analíticas me sale siempre dudosa y que tengo que adelgazar 10kg. Pasa 1 año en este proceso.

Pues bien, allá vamos. Primer intento, proceso de estimulación ovárica y… ¡SORPRESA! Me indican que tengo ovarios poliquísticos (primera noticia y eso que hacía mis revisiones periódicas y siempre lo preguntaba porque tengo antecedentes), que hay que ir con mucho cuidadín para no hiperestimular.  Resultado: 3 embriones.Dos los ponen frescos y uno queda congelado. Primer intento con frescos, NEGATIVO. Segundo intento con uno congelado, NEGATIVO. Todos los embriones son de 3 días. Y ya estamos en octubre de 2012…

Vamos a por el segundo ciclo.  Genial la estimulación ovárica, sacan sólo dos embriones buenos que transfieren frescos. No recuerdo una bestaespera tan buena. Como coincidió con vacaciones me pusieron la beta un mes después de la transferencia. Pues bien, se me ocurrió hacerme un test casero de orina a los 21 días de la transferencia y ¡POSITIVO!, ese mismo día había tenido un disgusto súper fatal, aún sin saber el resultado. A cuatro días de la beta comienzo a trabajar y comienzo a tener molestias. Resultado: la peor menstruación que recuerdo en mi vida. Beta NEGATIVA, y ni siquiera me revisan y no me hacen ni caso. He llorado tanto que caigo rendida, no puedo seguir luchando más. Y vamos por Julio 2013…

Vamos a por el tercer ciclo, sacando fuerzas de flaqueza, vitaminas, ejercicio, meditación, todo lo que se me ocurre para estar bien. peaceful-442070_640Estimulación ovárica perfecta, sacan 7 embriones y deciden llevarlos a Blastocitos. Llegan 6 y ¡todos de buena calidad! Comenzamos con la primera transferencia con 2 blastos buenos y frescos, NEGATIVA. Segunda transferencia de 2 blastos congelados, NEGATIVA. Me derrumbo, no sé qué más hacer, hago reposo, como bien, vida tranquila, pero me está costando la tranquilidad y el estar bien con mi marido, que a todo esto lo vive en silencio, pero yo sé que también sufre.

Total, que hace unas semanas decidimos ir a por nuestro ÚLTIMO PAR de blastocitos congelados. Una vez más el biólogo nos comenta que son perfectos y que hasta uno de ellos está comenzando a romper la capita para implantarse, pero ya tengo la moral tan contaminada que comienzo a creer que hay algo más, ni reposo, estoy comiendo lo que me apetece y trabajando a los 3 días.

Por la Seguridad Social no nos dan más opciones con el esperma de mi marido y nosotros hemos decidido irnos a una clínica privada y hacernos allí los estudios pertinentes de endometrio, hormonas y demás a ver si descubrimos algo más, (por cierto, al urólogo de la Seguridad Social se le pasó hace 3 años diagnosticar Varicocele a mi esposo, como si fuese poco).

A todo esto hay que sumarle la incomprensión del entorno, de gente que me ha dicho que lo que nos hace falta es un buen… bien hecho, o que lo que le hace falta a mi marido es una mujer que le ponga, todo esto dicho salido del entorno más cercano. Ver como familiares tienen sus niños tan deseados, algunos no, y que te pregunten que para cuándo, que se te va a pasar el arroz… Que no te quedas embarazada porque no quieres, que te relajes y cosas por el estilo.

beach-193786_640

 

Aún no sabemos el resultado de este último intento, pero queremos luchar una vez más e intentar cumplir nuestro sueño de ser padres de un hermoso ser que, aunque no sea fruto del azar, si lo es del AMOR.

 

La asociación Red Nacional de Infértiles se creó para dar apoyo a todas las personas que están en estos momentos luchando por tener un bebé. Cuando la palabra infertilidad se cruza en tu vida todo tu mundo se paraliza. Comienza una etapa de stand by en la que se necesita una mano que te sujete, unos brazos que te reconforten.
Además, nuestro objetivo es darle voz a la infertilidad. Que se conozca la enfermedad, lo que es, lo que se vive, lo que se sufre.
Si quieres ayudarnos en nuestra lucha, ¡únete a nosotras y asóciate!