cuarentena y reproducción asistida
Asociación Red Nacional de Infértiles

Asociación Red Nacional de Infértiles

Cuarentena y reproducción asistida, así se ha detenido nuestro tratamiento.

Hoy os traemos la historia de una pareja a la que tenemos mucho, mucho cariño. Se nos encoje el corazón viendo plasmada su historia con la infertilidad en estas lineas. Ojalá la vida os tenga preparada un final de viaje rápido y espectacular.💚

Cuarentena y reproducción asistida, así se ha detenido nuestro tratamiento.

Hace mucho que queremos ser padres, tanto como casi cuatro años. Años que unas veces han pasado demasiado rápido y otras parecía que se detenía el tiempo. Ahora es una de esas, en la que está detenido, congelado y más concretamente vitrificado.

Eso exactamente es lo que nos ocurrió hace casi un mes, cuando después de nuestra última transferencia, otro negativo más, el pasado mes de noviembre decidimos que este sería nuestro año, pero no lo empezamos bien. Mi artritis reumatoide no nos dio tregua y la gripe, la auténtica gripe, tampoco.

Por decisión médica decidimos esperar a febrero, pero el inmunólogo nos pidió una última prueba más, y ya nos plantamos en marzo. No le echo la culpa, a pesar del dinero gastado y que la prueba salió bien, pero me pregunto como tantas otras veces, por qué tenemos tan mala suerte. No lo entiendo, parece como si nos persiguiese, estuviera detrás de nosotros para chafarlo todo y seguir ahí dentro donde ya sabéis todos, en el túnel, en la profundidad y oscuridad más absoluta, y sin poder ni siquiera levantar la cabeza.

Cuando parecía que todo iba a salir bien, y ante tantísima desinformación sobre la pandemia del COVID-19, seguíamos adelante con nuestro ciclo natural, todo sincronizado y nuestro embrión esperando para ser transferido en fresco. Eso fue el pasado 16 de marzo, y cuando llegamos a la clínica nos encontramos a una doctora que con las lagrimas en los ojos nos dice que no nos puede realizar la transferencia, que lo ha luchado todo lo que ha podido, y que no saben cómo va a evolucionar la situación de la pandemia, que vamos a congelar los dos únicos embriones obtenidos en estado de blastocisto.

Como ella nos decía, lleváis tanto tiempo y tanta lucha que he preferido decíroslo en persona y no llamaros porque ya estaríais en camino. De nuevo se vuelve a parar el tiempo, no sabemos hasta cuándo, lo que sí sabemos es que ya no podrá ser una transferencia fresco y de nuevo con la incertidumbre de si ahí, entre esos dos únicos supervivientes, podremos tener a nuestro ansiado pequeño.

Este virus nos ha robado un tiempo precioso y unas ganas locas de ese nuevo intento al que le habíamos puesto tantas ilusiones, bueno como a todos los intentos yo creo, es como el círculo que se cierra; ilusión ante un nuevo intento, espera hasta el test, desilusión ante el fracaso, tristeza por no conseguirlo, y nuevamente la esperanza de poder intentarlo y vuelta a empezar.

Aún así, y aunque los primeros días fueron difíciles, poco a poco y viendo el panorama en las noticias, nos empezamos a sentir en parte aliviados, la clínica cerró, no podíamos hacer test en sangre para comprobar el resultado, si hubiera sido positivo, no podríamos haber ido a la siguiente cita, y si tuviera alguna complicación tampoco. Es cierto que hay muchos hospitales y clínicas abiertos, pero ¿quién se atrevía a ir en una situación así? Y más aún pudiéndolo evitar, porque si ya estás embarazada es comprensible, pero en nuestro caso todo esto debía esperar, todavía si cabe, otro poquito más.

En junio serán ya cuatro años buscándote, esperando que sea lo bueno que la vida tiene preparado para nosotros, por pacientes y aguantar, o por pesados y no dejar de insistir, y ahí seguimos imaginando que todo esto terminará algún día, aunque nos pase factura de una manera u otra, porque que no os quepa la menor duda, esta pandemia nos ha cambiado nuestro mundo de la noche a la mañana y no sabemos cómo nos vamos a poder enfrentar a nuestros sueños cuando esto acabe, o mejor dicho se estabilice, pero si tenemos claro algo, que lo vamos a luchar con todas nuestras fuerzas.

Cuidaros mucho,

Fdo. La Resistencia

<<Lee aquí otras historias de pacientes>>
https://www.sefertilidad.net/docs/noticias/recomendacionesCOVID.pdf