Hola guerreras!! Hoy me ha dado por desahogarme y contaros mi historia. No puedo ser breve porqué mi historia tiene tela.

Llevamos 3 años buscando embarazo. Podrían ser más, nunca he tomado ninguna precaución ya que mis ciclos siempre fueron de 28 días, todo under control. Actualmente vivo en Canadá y soy de Barcelona. Empezamos la búsqueda natural hace 3 años, y antes de irme de España mi ginecóloga me hizo un chequeo completo  para que me fuese tranquila,. Esperamos un año y nos pusimos al lío. No sé por qué pero mi intuición me decía que no sería fácil y eso que controlaba mi ovulación y todo estaba bien en general.

Aquí la sanidad funciona diferente y para que una clínica de fertilidad te visite, hay una espera de 5 a 6 meses. Es decir, ir por el privado y que te visiten antes, no existe. Cando al final accedimos a una visita, empezamos otra vez con las pruebas para hacer una Inseminación Artificial. No fue bien. No hubo positivo. Todo el proceso se alargó 1 año.

Sinceramente la doctora que llevó mi caso y su equipo no me inspiró confianza desde el primer día. Si os preguntáis por qué no me fui a otra…no tenía opción, aquí no puedes escoger. Es decir, tu médico de familia te deriva y tú no puedes ir por libre. Añadiré que no hay muchas opciones. En mi provincia solo hay 3 clínicas.

Empezamos con Clomifeno para tener más oportunidades. Le comenté a mi doctora que era muy sensible a medicamentos. Soy menudita. Me dijo que no pasaba nada, y terminé con sobreestimulación y sin regla por 2 meses. Me la tuvieron que inducir.

Lógicamente, la Inseminación Artificial fue cancelada. Todo esto, hasta aquí, me lo hicieron sin un chequeo ni ecografía, ¿os podéis imaginar el nivel de desconfianza?.

En el siguiente ciclo me dieron la dosis mínima de 50mg Clomifeno y al tercer día ya estaba en emergencias vomitando y con fuertes dolores.

7 folículos maduros a día 7.

Nueva Inseminación Artificial negativa.

Me quedaron quistes residuales de la medicación ¡durante 5 meses!.

Después pedí una Inseminación Artificial sin estimularme. Otro negativo.

Un mes después, decidimos ir a por la Fecundación In Vitro.

Hicimos una FIV con muy, muy baja dosis de Puregon y Menopur combinados. En una situación normal, haría un óvulo. A día 8 ya me hacían la extracción y sin anestesia (aquí se hace así).

Resultado, 6 folículos, todos fertilizados y normales. NEGATIVOS. Ni un mero intento de implantación en todas las transferencias.

Empezamos a hacernos pruebas de trombofilias, anticuerpos, biopsias, cariotipo, etc. y todo ha salido normal. Aún sin embarazo. Soy una fábrica de óvulos según ellos. Pasa mucho en personas menuditas, o eso dicen.

Consultamos con otras clínicas aquí y en España y nadie nos dio una respuesta.

Es una frustración muy grande no saber por dónde tirar. No quiero jugarme mi salud si no sé dónde agarrarme.

La medicación para la infertilidad pasa factura y si empecé sana voy a terminar con otras cosas.

Para empezar, mi reserva ovárica ha bajado mucho de excelente a regular.

Mis reglas son regulares pero escasas, 1 día a veces.  Me preocupa que al final la medicación se “cargue” mi sistema reproductivo.

Nos hemos dado un descanso para encarar esta segunda segunda Fecundación In Vitro, donde añadiremos el test ERA, cambiaremos de protocolo, y transferiremos más de un embrión.

Motivación cero.  Tengo pocas ganas, cansada de tener mi vida condicionada y con miedo a una sobreestimulación.

No estoy ni negativa ni positiva, más bien realista y teniendo en mente qué hacer si todo falla. ¿Gestación Subrogada?

Pero si he pasado por todo esto quiero saber por qué no hay implantación, ¡carajo!

La verdad es que para las últimas transferencias no me rompí la cabeza en cuidarme, comer esto lo otro, no ir aquí o allá por si acaso…para qué.

No hay que añadir más estrés. Siempre he tenido un estilo de vida saludable y mira como estamos. ¡Qué le den a la infertilidad!

Creo que soy la única que pienso que la “espera” no valdrá la pena.

La infertilidad ha desgastado mucho mi relación de pareja y mi salud. Eso me lleva a que todo se me haga más duro. No estoy deprimida, ni tengo bajones. Simplemente es una sensación de desilusión y desmotivación y sobretodo mala leche, por así decirlo.

Yo quiero tener un hijo con ilusión sea con Fecundación In Vitro, gestación subrogada o lo que sea.

Solo quiero tener fuerzas para cuidarlo (que esté sana) y que seamos unos padres que nos amemos.

Ahora mismo todo pende de un hilo.

No hace falta endulzar las cosas, la infertilidad es una mierda y ¡¡¡está arruinando mi vida!!!

Lo único positivo que he sacado, es que los gastos de los tratamientos y medicación me los desgrava el gobierno, jajaja!

Pues nada, ¡ya os contaré si hay milagro!

¡Suerte para todas!

T.