Asociación Red Nacional de Infértiles

Asociación Red Nacional de Infértiles

Menopausia precoz y su impacto en la fertilidad

La culpabilidad de la insuficiencia ovárica prematura

La menopausia precoz y su impacto en la fertilidad es un tema invisible -o mejor dicho, poco visibilizado- y que, en muchas ocasiones, provoca una idea errónea en la que la única razón para no poder concebir es esperar demasiado tiempo… pero esto no es así. La infertilidad puede aparecer en tu vida por muchísimos motivos, también durante la juventud.

Hablamos de menopausia precoz cuando una mujer ha tenido su última menstruación antes de los 40. Hoy en día ya no se conoce con este término -la modificación se debe a la estigmatización que va asociada a la menopausia-, sino que se le conoce como insuficiencia ovárica prematura. Además, existen casos de mujeres que recuperan, sin razón conocida todavía, su función ovárica, e incluso se quedan embarazadas (hasta un 5% de mujeres diagnosticadas con esta patología que lo han conseguido).

En el nuevo episodio del podcast, nuestra presentadora Xusa Sanz y el Dr. Nicolás Mendoza Ladrón de Guevara, presidente de la Fundación Española para el Estudio de la Menopausia, desmitifican la idea de que la única causa de la infertilidad es la edad avanzada y exploran cómo afecta la menopausia precoz.

¿Por qué se produce la insuficiencia ovárica prematura?

En la mayoría de los casos la causa es desconocida, pero se conocen algunas. Hay mujeres que tienen razones genéticas y hay otros casos donde cuentan con un factor inmunológico con enfermedades contra los propios tejidos como pueden ser tiroides, páncreas o el ovario.

Además, también existen casos donde se debe a la propia actuación médica sobre todo en pacientes oncológicas, que se someten a tratamientos de radioterapia o quimioterapia. Además, recientes estudios han comprobado que las mujeres que han sido maltratadas a lo largo de su vida también tienen más riesgo de padecerla. Esto se debe a los mecanismos neurológicos, inmunológicos y genéticos que aceleran la pérdida del ovario. La violencia de cualquier tipo podría estar detrás de algunas de estas situaciones donde se desconoce el porqué ocurre.

¿Se puede confundir una menopausia precoz con una menor hipotalámica funcional?

“Clínicamente es el mismo cuadro. La manifestación es la misma, uno de los factores importantes en mujeres que tienen esos síntomas son la falta de reglas provocado por una alteración central generalmente estresante como puede ser una situación laboral, un confinamiento, una guerra, un maltrato, una mujer que esté con una dieta muy restrictiva… Hay que visibilizar este problema porque a lo mejor detrás de una falta de regla, no es solamente el que esté nerviosa, a lo mejor hay un factor importante que hace que eso se mantenga” afirma el doctor.

A nivel médico se manifiestan igual y la repercusión a largo plazo también es igual porque el problema es que son mujeres que no tienen una producción adecuada de estrógenos, una hormona fundamental en el desarrollo de muchas funciones corporales a lo largo de la vida. Da igual cuál sea el caso, si es una amenorrea central prolongada o una menopausia precoz, estar sin estrógenos a largo plazo condiciona su salud cardiovascular, ya que tienen un mayor riesgo de infarto, empeora el estado de los huesos y pueden llegar a tener osteoporosis y fracturas, además de algo en lo que se está incidiendo últimamente: se produce un gran deterioro cognitivo.

“No es solamente el hecho de no tener la regla, es el hecho de que cognitivamente van a estar en inferioridad de condiciones que otras mujeres”, destaca.

La inmensa mayoría de los casos con esta enfermedad necesitan terapia, salvo que exista una contradicción o un miedo. Hay una indicación clara de terapia estrogénica, es decir, una terapia hormonal sustitutiva. Sus beneficios en una mujer que ha tenido la última regla entre los 40 y los 45 son similares a la que la ha tenido antes de los 40 -es probable que esta indicación se modifique muy pronto y entonces se hable de insuficiencia ovárica precoz a partir de los 45-.

¿Qué síntomas iniciales se pueden detectar para sospechar que una mujer padece esta insuficiencia ovárica prematura? ¿Se puede prevenir?

El síntoma más reconocido es la falta de la menstruación. Desgraciadamente muchas mujeres se diagnostican de insuficiencia ovárica precoz cuando visitan las consultas de fertilidad. Como pasa con la menopausia natural, es decir cuando esta patología ocurre a los 49-50 años, hay mujeres que tienen sofocos, insomnio, sudoraciones nocturnas, sensación de irritabilidad, depresión, etc. Todo esto son síntomas frecuentes, pero no tienen porqué ser igual en todas las mujeres.

Esta patología se puede prevenir en el caso de que sea médica, es decir, cuando una mujer se va a someter a algún tipo de quimioterapia intensiva. En estos casos, lo que se puede hacer es la prevención de la fertilidad congelando ovocitos. Con lo que no se puede actuar es con la prevención del deterioro del ovario.

“Parece que todo lo relacionado con la mujer puede prevenirse y no es así. Esa idea ha hecho mucho daño. A veces hay parte de responsabilizarnos absolutamente de todo, hasta de cosas que no podemos dominar. Aquí volvemos al concepto de mujer como vehículo reproductivo y a la sensación de culpabilizar a aquella mujer que no tiene hijos aunque la culpa no sea de ella”, concluye.

Puedes leer y escuchar nuestro episodio anterior sobre la Historia de Isa aquí.

Gracias al apoyo de Fertilab, sin vosotros, este podcast no sería posible.