Hoy entrevistamos a DOCTOR ISRAEL OBED CARMONA RUIZ.

Experto en medicina reproductiva en clínicas Imar

1. -¿Desde cuándo eres especialista en reproducción asistida? ¿Cuándo y cómo decidiste decantarte por esta especialidad?

Llevo más de 8 años dedicado a la reproducción asistida y he tenido la oportunidad de trabajar en diferentes países como Estados Unidos, México y ahora España. En mi último año de residencia en Ginecología y Obstetricia, decidí especializarme en Medicina Reproductiva debido a la frustración que sentí al tener que decirle a una pareja que no podían tener más hijos a causa de una falla en el factor ovárico de la mujer. Creo que ese hecho me impulsó a estudiar en profundidad el tema y decidir especializarme en el ámbito.

2. -¿Qué es lo que más te gusta de tu trabajo?

La satisfacción de poder ayudar a aquellas parejas o personas que buscan la meta de ser padres y no lo han conseguido por distintas circunstancias en la vida.

3. -¿Has tenido algún caso que recuerdes especialmente?

Recuerdo una pareja que llevaba 8 años intentando tener un bebé, durante este tiempo habían logrado embarazos pero todos terminaban en aborto, en total tenían ya seis pérdidas gestacionales. Su caso fue muy especial porque a pesar de todo el tiempo que llevaban y haber visitado diferentes médicos y clínicas, había un factor sin estudiarse correctamente, el factor inmunológico. Tras una serie de tratamientos y seguir recomendaciones puntuales, lograron el embarazo y terminó con el nacimiento de una niña de poco más de 3 kg completamente sana.

Su alegría es de esos recuerdos que se te quedan grabados para siempre.

4. -¿Qué le dirías a las personas que consideran que la reproducción asistida no debería existir porque es antinatural?

Que en la medicina reproductiva intentamos simplemente ayudar y sacar adelante aquellas situaciones donde las circunstancias como infecciones, enfermedades endocrinas, autoinmunes o alteraciones genéticas, por mencionar unas cuantas, han impedido alcanzar el sueño de lograr un embarazo y tener un niño en casa.

5. -¿Has notado algún cambio en las peticiones de las pacientes en los últimos años? ¿Crees que ahora están más seguras de lo que buscan y controlan más su tratamiento que antes?

No precisamente que las peticiones hayan cambiado. Creo que más que nada es la disponibilidad de la información. Antes era más difícil encontrar algún dato o artículo sobre el tema y eso daba lugar al desconocimiento de las pacientes sobre el área. Actualmente la disponibilidad de información a través de internet, redes sociales, televisión y otros medios de comunicación, hace que sea más sencillo informarse y aprender. Esto sin embargo, tiene también su lado negativo, porque si la fuente no es fiable puede generar confusión y, finalmente, perjudicar más que ayudar.

6. -¿Qué cambiarías de cómo se hacen las cosas actualmente en el plano de la reproducción asistida?

Creo que la misma medicina se encarga de ir cambiando y evolucionando. Antes no nos hubiéramos imaginado la cantidad de cosas que podemos hacer a día de hoy, como simplemente buscar determinadas enfermedades en biopsias o corregir lesiones consideradas irreparables. Por esto mismo, más que cambiar, en Clínica IMAR nos gusta investigar para aportar nuestro grano de arena en la ciencia de la Medicina Reproductiva.

7. -¿Qué piensas que os diferencia a vosotros de otras clínicas?

El trato cercano y cálido con los pacientes. Creemos que los procedimientos en Reproducción Asistida son muy estresantes y agobiantes y por ello se necesita un apoyo extra que es el que ofrecemos en cada visita o consulta. Además, algo que también considero que nos hace destacar es el trabajo en equipo, un hecho que podrán notar nuestros pacientes desde el primer contacto con la clínica.

Gracias.